Gasolineras, un botín para los delincuentes en Loja

Los guardias de seguridad cumplen un papel importante en la vigilancia de locales comerciales, empresas, oficinas públicas, urbanizaciones privadas, gasolineras entre otros sitios. Su labor es riesgosa y en algunas ocasiones se han enfrentado a la delincuencia y en otras, han sido neutralizados.

La jornada en la mayoría de ellos es de 12 horas, sus turnos van desde las 07h00 a 19h00 y viceversa, otros en cambio sus horarios son de 8 horas. Algunos han realizado el servicio militar y saben de manejo de armas, otros en cambio carecen de conocimiento y por la falta de trabajo hacen lo que esté a su alcance, exponiéndose a los peligros.

La dotación para ellos es de un chaleco antibalas, overol y un arma de fuego, que de acuerdo a la empresa a la que fueron contratados puede variar el servicio, pero en ciertos casos cuentan con un revolver que por un buen tiempo no ha recibido un mantenimiento y las balas recibidas, son con firma de responsabilidad para luego poderles descontar de su sueldo.

Ante esta situación los guardias se sienten limitados a responder ante un ataque de la delincuencia, no obstante otros asumen su responsabilidad, como fue el caso de un intento de asalto registrado en Cariamanga, cantón Calvas. A la gasolinera llegaron tres sujetos usando pasamontañas para no ser identificados, intentaron amedrentar al custodio, pero jamás imaginaron que éste los recibiera a bala. Los hampones huyeron del sitio con rumbo desconocido, sin llevar el dinero que seguramente planificaron.

Otros vigilantes en cambio optan por salvar sus vidas, pues los maleantes muchas veces cuentan con armamento más sofisticado para cometer sus delitos. “No contamos con equipos para repeler un atraco y es mejor ponernos a buen recaudo y entregar lo que ellos piden antes que nos maten y dejar a mi hijo y esposa”, señaló “Mateo”, un guardia de seguridad que brinda sus servicios en la ciudad de Loja.

La no preparación de los guardias es otra limitante para enfrentar a la delincuencia. A veces la confianza del sector donde laboran también es otra causal para evitar los robos, pues nunca suceden atracos. Tal fue el caso de un asalto a una estación de servicios en el cantón Sozoranga.

Presuntamente fueron los mismos antisociales que intentaron robar en Cariamanga y en esta ocasión cumplieron su cometido. Amedrentaron con armas de fuego a custodio y lograron sustraerse $ 5 mil dólares, para luego huir del lugar con rumbo desconocido.

La Policía Nacional ya tiene conocimiento de ambos delitos y está tras la pista de esta banda que opera en la zona fronteriza de la provincia de Loja, sin embargo recomienda a la población tomar medidas preventivas para evitar este tipo de incidentes. (I).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *