Luis Felipe Preciado, el guardián del Municipio

Redacción: Yosselyn Gaona

De domingo a domingo, durante 22 años, Luis Felipe Preciado ha venido cumpliendo la función de guardián del Municipio de Loja.

El trabajo que realiza es riguroso y permanente, pues no se puede decir que maneja siempre un mismo horario de trabajo, ya que estar pendiente del edificio conlleva hacerlo a cualquier hora del día. Por tanto, es ahí donde tiene su espacio de vivienda, que junto a su familia, en ocasiones comparte el oficio.

Con una singular sonrisa y un trato muy atento desde el mes de agosto, por las mañanas, se encuentra como recaudador en el estacionamiento de la entidad; no hay persona que al pasar no lo salude devolviéndole una sonrisa; sin embargo, por lo que resta del día atiende al edificio en asuntos varios o en lo que se lo requiera.

La responsabilidad es una característica de `Don Luchito´ como todos lo conocen, pues él es el encargado de que se abran y se cierren las puertas, “en realidad hago de todo y a las 5 de la mañana ya estoy en pie para empezar mis funciones, hasta las mismas horas de la noche”, menciona, mientras comenta también que inclusive hay veces que se le quita el sueño mucho antes, cuando van con los carros de salida en horas muy tempranas.

No se queja de su trabajo, y mientras se conversa con un fondo de música nacional habla de la dificultad para todos de conseguir un trabajo estable, “No queda más que seguir mientras se pueda, con lo que haya”, afirma.

Por otro lado, Don Luis, oriundo del cantón Espíndola y con 62 años comenta que ya es abuelo y eso lo hace feliz.

Sin embargo, el trabajo muchas veces llega a ser un impedimento para aprovechar y compartir fechas especiales con la familia, ya que no puede salir del edificio sin dejar un reemplazo y eso para `El Guardián del Municipio´ se le complica porque además de conseguir alguien que quiera hacerlo, debe ser sobretodo una persona de confianza, por lo que opta por ser él mismo, el que se quede mientras su familia sale.

Sin dejar de lado el sentimiento de nostalgia y gratitud hacia el establecimiento que ha servido por muchos años y que ha sabido abrirle las puertas ofreciéndole una oportunidad laboral que ha permitido sacar adelante a su familia. Don Luchito espera poder jubilarse este año, puesto que siente que ya es hora de descansar y aprovechar el tiempo para compartir con la familia y visitar más seguido su cantón. (YAG)

2 thoughts on “Luis Felipe Preciado, el guardián del Municipio

  1. bediciones tio es gratificante ser parte de una entidad y mucho más cuando se sirve con amor bendiciones de parte de la Familia Mayo Yucaylla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *