Patricio Lozano, un hombre de muchas pasiones.

José Patricio Lozano Lozano nació en San Lucas, parroquia del cantón Loja,  provincia de Loja. Hoy a sus 42 años forma parte del Cabildo Lojano como concejal rural, por la Alianza `Únete al Cambio´.

Viene de una familia grande, es el primero de nueve hermanos (siete varones y dos mujeres). Siempre atravesaron por situaciones económicas bastante complicadas, lo que les llevó a sus padres a buscar trabajo fuera, en tanto que tuvieron que emigrar al Oriente, en el auge de ese entonces que eran las minas de Nambija, situación que llevó a Patricio a asumir a temprana edad el rol de padre para sus hermanos, a pesar de quedar al cuidado de sus abuelos maternos y que posteriormente al lamentable fallecimiento de su abuelo tuvo que asumir la total responsabilidad del cuidado de sus hermanos.

Sus estudios primarios los realizó en la escuela Santa Catalina de la parroquia y así mismo los secundarios en el Colegio Miguel Riofrío, sin embargó cursó el último año en el Colegio Calazans de Loja, en la especialidad de Estudios Sociales.

A los 16 años se involucró en el mundo de la comunicación, primero animando eventos con la experiencia y oportunidad que le brindó Ecosonido, un pequeño discomóvil, al cual acompañaba consecuentemente y hacía todo lo que hace un locutor de Dj. Posteriormente serían ellos mismos quienes lo motivaron a incursionarse en los espacios de la radio, lo que llevó a Patricio a golpear distintas puertas y descubrir la magia de la cabina radial, pasando así, por el trascurso de varios años, en distintas emisoras como Radio Centinela, Luz y Vida con un programa cultural, Radio Nacional del Ecuador, luego pasó a Cuenca en Radio Sonoonda, Radio Popular y también con experiencia en Quito en Radio Marañón.

Antes de cumplir la mayoría de edad se convierte en padre primerizo, experiencia que lo llevó a tener que esforzarse más. Ya a vísperas de entrar a la universidad tuvo que separarse de sus hermanos para esta vez vivir completamente solo, sin duda una experiencia difícil para quienes les toca salir de su hogar en busca de un mejor porvenir.

Para aquel entonces sus aspiraciones eran estudiar derecho, pero se quedaron en un anhelo, pues no se ofertaba la carrera; además, necesitaba la libreta militar como requisito para ingresar a la Universidad y puesto que sus padres no querían que dejara de estudiar, ellos vieron la forma de apoyarlo para que ingresara a la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), inclinándose por la carrera de Economía que en sus inicios la estudiaba de forma presencial y luego a distancia.

Luego de las crisis de “la dolarización” en el 99, sus padres emigraron a España y se radicaron durante 10 años; por otro lado la mayoría de medios de comunicación hicieron recortes de personal. Estuvo a punto de migrar a España también, pero el haber estado inmerso en la radio y el hecho de pertenecer a la cultura indígena y sobretodo por manejar algunos temas culturales, lo invitaron a dar una conferencia sobre temas de juventud y cultura para estudiantes de una la fundación School for Internacional Travel, hoy llamada Worl Learning, a la que posteriormente sería parte de ella como asistente administrativo hasta el 2005.

Posteriormente a sus estudios universitarios pudo seguir una certificación en Balance Social que duró 9 meses en la Universidad Mar de Plata, en Argentina.

La experiencia sin duda como gerente en varias cooperativas de ahorro y crédito, economía popular y solidario, le han permitido crecer como profesional. También ha experimentado en una empresa de distribución de internet.

En el 2008 compañeros del movimiento Pachakutic que conocían de su trabajo por el hecho de no haberse desvinculo de su parroquia le hicieron el llamado para participar en la Junta Parroquial de San Lucas, con la idea de recuperar al gobierno local para el movimiento indígena. Por tanto que decidió participar obteniendo permanecer en el cargo durante dos periodos del 2009 al 2014 y del 2014 al 2018.

Además ha participado desde las Juntas Parroquiales a la Cámara Provincial como consejero desde el 2014 al 2016.

Para Patricio el involucrase en el sector público resultó una tarea difícil en su inicios por el hecho de venir del sector público, sin embargo se convirtió en un reto que lo asume con mucho compromiso. En aquel entonces pudo asimilar el cargo y las competencias de los Gobiernos Parroquiales y conectar con fondos de cooperaciones que permitieron contribuir a la población, beneficiarla y lograr varias obras.

El haber estado al estado de la Junta Parroquial le ha permitido conocer de cerca las 13 parroquias y generar un diagnostico bastante claro de lo que sucede en las mismas.

Siendo así, un punto a favor de alguna forma para permitirse ser visibilizado dentro del cantón Loja y generar como resultado el reconocimiento que lo ha llevado a la concejalía rural con el objetivo principal de generar empleo en el sector rural, ya que llega a ser unos de los principales motivos por los cuales tanto jóvenes como parejas hoy en día salen al sector urbano en busca de trabajo y dando como resultado parroquias, pueblos, comunidades con menos producción y mayormente abandonadas.

La idea del representante rural es generar oportunidades, fomentando además el tema productivo real que cumpla con créditos de tazas bajas, con periodos de gracia, a largo plazo, con apoyo técnico, con generación de valor agregado y con mercado. Todo en base a un proyecto piloto que prevé beneficiara a las parroquias.

Espera que el cabildo pueda comprender este problema rural y apoyar el desarrollo del sector rural.

Patricio Lozano, actualmente está por terminar una licenciatura en Gestión Local para el Desarrollo Sostenible, en la Universidad Politécnica Salesiana de Cuenca, que ha tenido una duración de cuatro años.

Además, a pesar de extrañar el campo se encuentra radicado ya en la ciudad de Loja, previo a la fecha de posicionamiento como Concejal Rural, que le permitirá proyectarse a las parroquias para cumplir con la responsabilidad en el Municipio de Loja.

Cuenta con la dicha de mantener una buena relación con su familia, padres y hermanos que han sido el soporte en su vida y el apoyo fundamental en el proceso político por el cual ha atravesado. Al igual que sus 5 hijos que lo proyectan a dar lo mejor de sí mismo y a los buenos amigos que están presentes siempre con su consejos y palabras de aliento.

Patricio Lozano disfruta mucho de la música y aunque como el menciona es un músico  frustrado al igual que el no haber podido ser abogado, siempre están presentes en su tiempo libre una guitarra y los conocimientos del derecho, además del deporte, especialmente el fútbol. En los últimos años los viajes lo han llevado a disfrutar del turismo, que sobretodo le permite experimentar y conocer diferentes culturas y lugares. (YGT)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *