UN DERROCHE DE TALENTO Y BONDAD.

Redacción: Fernando Rodríguez

Al hablar del Hermano Ticiano Cagigal García, es hacer inmediata referencia a cualidades como: la sencillez, carisma y en especial amabilidad; virtudes que lo han posicionado entre los personajes más representativos y queridos de nuestro país.

El “Hermano Ticiano” como cariñosamente lo conocen, tiene 82 años, gran parte de estos, los ha dedicado a labores de índole social y pastoral. En la actualidad, este gran ser humano radica en Catacocha, cantón Paltas. 

En busca de su historia decidimos ir hasta esta ciudad, poseedora del galardón de Patrimonio Cultural del Ecuador. Ya en el punto de encuentro, con algo de reserva por nuestra llegada, pero siempre acompañado de una gran sonrisa, nos dio la bienvenida al Colegio Fiscomisional Marista; casi pasmado, por la calidad humana y humildad con la que nos recibió este personaje de cabello ondulado y con ojos expresivos, decidimos emprender camino hacia su taller de pintura, lugar donde expresa todo su talento este artista plástico.

Su historia

Ya en su laboratorio de obras maestras, se definió graciosamente como un “trotamundos”, por la cantidad de lugares que ha recorrido, para esto, debió salir de su hogar a los 11 años de edad, cuando ingresó a la Casa de Formación de los Hermanos Maristas en España y dos años más tarde, fue llevado a Italia, a continuar su formación en el Juniorado Internacional “San Francisco Javier”.

“Luego, mi primer destino fue Cuba, ahí completé mi capacitación pedagógica, en el tradicional Colegio “La Vívora”, hasta que sufrimos la expulsión de este país (más de 198 hermanos maristas) por Fidel Castro, en 1961” recuerda, sin guardar ningún rencor por aquello.  

Pero su historia se extendió hasta Venezuela, donde permaneció por más de 5 años, para luego trasladarse al Ecuador en 1966; con nostalgia mencionó “amo tanto a este país que me nacionalice, y son ya 53 años desde mi llegada”.  

En sus primeros años en Quito se desempeñó como docente de física y matemáticas en la Academia Militar Ecuador, para en 1972 ser acogido en la “Centinela de la Patria”.

UTPL

“Una vez en Loja, junto al Hermano Santiago Fernández García, fundamos la Universidad Técnica Particular de Loja” comentó; esto, a decir de él, con el objetivo de buscar el desarrollo de la zona sur del país; pero, su visión de desarrollo fue más allá y en 1976, crearon un innovador sistema que revolucionó la educación latinoamericana, a través de la Modalidad de Universidad Abierta (Estudios a Distancia).

Fue difícil alcanzar este logro, comentó el Hermano Ticiano, “la idea era llegar a todos, el sistema se creó para quienes no pudieron llegar a la Universidad, así la casa de estudios llegaría hacia ellos” ideología que a decir de su fundador le causó en su momento muchos inconvenientes y críticas, que intentaron sin éxito desmerecer el objetivo de este trabajo. “Considero fue la obra pionera y más importante que tuvo la UTPL, en su momento” indicó.

Su talento e iniciativa lo motivaron a diseñar la famosa cruz, ícono de esta casa de estudios, además los dos murales laterales que le acompañan y el popular logo de la universidad.

Manifestó que otro gran logro en aquel entonces fue la creación de las unidades de producción, para autofinanciar el desarrollo utelepino. “Yo, aún recuerdo las primeras facultades: ingeniería civil, economía e ingeniería en industrias agropecuarias” enumeró con visible complacencia.

Su permanencia en este centro de estudios superiores, dejó un legado de 25 años, donde fue profesor por 5 años, y luego tomó la responsabilidad de ser canciller de la universidad por dos décadas.

Su llegada a Paltas

Pero su caminar no se detuvo ahí, ya que se dirigió a Quito por un año y luego al que hoy es su hogar, donde en su momento fue parte del Colegio Fiscomisional Marista Catacocha, al que entregó 10 años, como docente y haciendo obra social.

Es ahí donde impulso un gran proyecto como fue la dotación de sistemas de agua entubada para todos los barrios periféricos (alrededor de Catacocha), más de 17 sectores, con financiamiento internacional y apoyo ciudadano, fueron más de 170 km de manguera, sostuvo.

Otro gran proyecto del que formó parte es el Hogar Champagnat, que brindaba alimento matutino a todos quienes lo necesiten, en especial a niños, niñas y personas vulnerables.

Pintura

Se dice ser amante a la pintura desde pequeño, actividad en la que se autodefinió como un autodidacta; pero, sería en Venezuela, donde empezó verdaderamente a pintar, “Simón Bolívar era el principal tema en aquel entonces, así como grandes próceres de la historia venezolana, hice muchas pinturas sobre aquello”, resaltó.

Con llegada de su jubilación, ha fortalecido aún más su pasión por la pintura, y ya tiene en su historial más de 3 000 obras entre: acuarelas, oleos, y más, repartidos por todo el mundo; además, junto a José Carlos Arias hicieron un libro denominado “El Pincel Marista”, sobre su amor por el arte.

Al concluir esta agradable tertulia no pudimos dejar de preguntarle ¿de entre tanto lugares en el mundo, porqué escogió Catacocha, como su hogar?, inquietud a la que respondió “estoy enamorado de Catacocha, porque la gente es muy abierta, muy simpática (dice las cosas como son), además el clima ayuda, es ideal, yo estoy aquí, como pez dentro del agua” concluyó.

Finalizado el diálogo la despedida se marcó con un abrazo y una fotografía de recuerdo, de este gran personaje que es hoy por hoy, un paltense más.

2 thoughts on “UN DERROCHE DE TALENTO Y BONDAD.

  1. Historia ejemplar, conozco a su hermano José Luis Cagigal maestro y abnegado educador también.
    Me gustaría colaborar con sus proyectos fuera de las grandes ciudades.Tengo valores firmes, vocación, formación y experiencia en temas de desarrollo y fortalecimiento de Mipymes del sector agrícola. Soy Fabián Robles 0988705456

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *