Campaña Electoral

La campaña electoral es el conjunto de actividades organizativas y comunicativas financiadas con aportes públicos y

privados, que realizan las organizaciones políticas y sus candidatos, durante un período de tiempo determinado, con el objeto de captar votos a favor de sus propuestas. Estas actividades están sujetas a las regulaciones y prohibiciones legales por parte del CNE, quien establece el inicio y el final del período de campaña mediante la convocatoria a elecciones, que no podrá acceder de 45 días, como lo señala el artículo 202 del Código de la Democracia.[1] El Consejo Nacional Electoral en esta ocasión ha definido en el cronograma de Elecciones que la campaña electoral inicia este 5 de febrero hasta el 21 de marzo de 2019, para lo cual debemos tener en claro que en este lapso intervienen dos tipos de financiamiento: el primero que es el fondo estatal de promoción electoral, que está destinado exclusivamente para gastos en prensa escrita radio, televisión y vallas publicitarias; y el segundo que proviene de fondos privados (gasto electoral), que fue fijado por el Consejo Nacional Electoral a través del artículo 209 del Código de la Democracia, que es dedicado para erogaciones que corresponden a concentraciones, afiches, pancartas, entre otros; cuyo límite no puede superarse,  en caso de hacerlo algún candidato, este puede ser  juzgado en sede administrativa (CNE) o contencioso electoral (TCE).

Para el período de Campaña Electoral la Ley ha establecido algunas regulaciones que tienen que ver con las instituciones públicas, los medios de comunicación y las organizaciones política y sus candidatos, por ello el inciso segundo del artículo 115 de la Constitución y los artículos 203 y 207 del Código de la Democracia, prohíben el uso de recursos, infraestructura y publicidad estatales en todos los niveles de gobierno con la finalidad de promocionar candidaturas dentro de un proceso electoral, especialmente de los personeros públicos que se presentan a la reelección de sus cargos.

Las principales prohibiciones que la Constitución y el Código de la Democracia imponen sobre la publicidad estatal son las siguientes:

  • Durante la campaña electoral se prohíbe la publicidad o propaganda de las instituciones del Estado, excepto aquella necesaria para comunicar la ejecución de planes y programas específicos que se encuentran en ejecución, cuando se requiera informar a la ciudadanía de situaciones de emergencia y catástrofes naturales y temas de importancia nacional como campañas de prevención, vacunación, salud pública, seguridad ciudadana entre otros; está publicidad necesita una autorización previa del Consejo Nacional Electoral.
  • Queda prohibida la exposición en espacios audiovisuales que impliquen la utilización de recurso públicos de la imagen, voz y nombres de personas que se encuentren inscritos como candidatos.
  • Adicionalmente, se prohíbe a quienes ejercen la función pública y se encuentren calificados como candidatos, su participación oficial en la inauguración de obras públicas financiadas con fondos públicos.
  • Se prohíbe 48 horas antes del día de los comicios la difusión de cualquier tipo de información dispuesta por instituciones públicas (veda electoral), en este espacio de tiempo no puede existir ningún tipo de publicidad electoral, ni que haga mención incluso a rendición de cuentas.

Durante la campaña electoral es importante precisar que la normativa no establece ninguna prohibición para entrevistas que pueden realizar los medios de comunicación a las diferentes candidatas y candidatos, tampoco respecto de  noticias informativas que se puedan dar para conocimiento de la ciudadanía, ni regulaciones respecto del uso de redes sociales por mandato de la Corte Constitucional del año 2012.


[1] GONZÁLEZ PÉREZ, Daniel; El Sistema Electoral Ecuatoriano, 2017; p. 142