Alfredo Jaramillo mantiene firme su compromiso cultural

El destacado poeta lojano Alfredo Jaramillo, el 20 de enero, formó parte del espacio virtual de entrevista “La literatura lojana en la voz de sus autores”, impulsado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión Núcleo de Loja. 

En un diálogo ampliado con Galo Guerrero, coordinador de la Sección de Literatura de la CCE-Loja, el escritor, periodista, educador, ensayista y poeta, Alfredo Jaramillo, abordó varios temas referentes a su obra literaria y a los procesos actuales en el ámbito cultural.

Su compromiso cultural sigue firme, señala que quienes se encuentran alineados en esta corriente literaria, deben entregar todo lo que puedan, hasta el último respiro. “Es una obligación tan grande como aquella de alimentarse”, refiere.

La escritura de sus poemas siempre han buscado transmitir un mensaje, sobre todo de aquellos sectores que son menos incluídos. “El obrero”, un poema de corte proletario, es una muestra de la necesidad que existe de describir la realidad que viven los albañiles y exponer, a través de la poesía, sus dificultades y problemáticas.

Sobre la literatura lojana, dijo que es humanitaria y extraordinaria, la adecuada conjugación de los conceptos la hace prevalecer, además, porque Loja se ha distinguido al cultivar casi todos los géneros, tanto en prosa como en verso. “Siempre estamos acuciosos del sentido humanitario, del sentido normal de las cosas, sin forzar cuentos, ni cuestiones aparatosas…”, reitera.

El desarrollo de su trabajo le ha permitido conocer a grandes escritores, uno de ellos, Carlos Carrión a quien lo considera como su amigo, un hombre con una calidad humana única, y con una inspiración y sencillez que no puede encontrarse muy fácilmente en ninguna parte.

Para Alfredo Jaramillo, la creatividad se la encuentra a través de la observación y sus resultados, del deseo mismo de construir y dejando a un lado las cosas que son de carácter superfluo y sin esencia. Criticó que exista mucha gente que escriba, pero para degenerar, por ello invitó a no deshumanizarnos y a ser sensibles con lo que ocurre en la humanidad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *