Baño del Inca, un lugar de sanación en Saraguro

Redacción: Daniela Padilla

El Baño del Inca, un hermoso atractivo natural escondido entre árboles, es caracterizado por tener una cascada de 60 metros de altura; en la que se realizan ritos y baños de sanación, además, se complementa con varias cavernas creadas por la erosión del suelo y junto a ellas un mirador donde se logra apreciar una vista panorámica del emblemático paisaje de Saraguro.

Se ubica en el cantón Saraguro, junto a Ñamarin, una de las comunidades más antiguas que habitan en el sector, por lo que piden a los turistas seguir la señalética ubicada en los senderos y no botar basura, puesto que es un lugar en el que se realizan cultos.

Para llegar a los atractivos, el turista debe seguir el sendero de piedra, en el que podrá observar la flora y fauna endémica del cerro; tras 20 minutos de caminata aproximadamente lo primero que se observa es una cascada que alimenta dos lagunas, en la primera se realizan baños de sanación donde las personas se sumergen y dejan caer sobre su cabeza el agua que baja directo de la cascada, el lugar está adornado con árboles y flores silvestres que dan ilusión a cortinas tapando la caída del agua. tras disfrutar de este primer atractivo, el turista avanza por el sendero unos pocos minutos y encuentra el mirador junto con tres cavernas que lo integran, la vista es asombrosa, sin mencionar que al pasar a la última caverna se siente una pequeña llovizna creada por la filtración de agua a través de los musgos de la montaña. El sonido de la naturaleza regala paz a los turistas en busca de aventuras.

El baño del Inca es un lugar lleno de historia, cultura y contacto con la naturaleza. Deben visitarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *