Hacia un Futuro Compartido

Hoy 28 de Julio celebramos el bicentenario de la proclamación de la independencia del Perú. Esta es una ocasión propicia para realizar una breve reflexión sobre las perspectivas que se abren para el futuro compartido entre este país y el Ecuador, al entrar en el tercer siglo de existencia de la nación peruana.
A partir de la firma de los Acuerdos de Paz de Brasilia, formalizada el 26 de octubre de 1998, se dieron por terminadas las discrepancias limítrofes que separaron por largas décadas a nuestras dos naciones. El Acuerdo Amplio de Integración Fronteriza, Desarrollo y Vecindad es el instrumento, es el marco que ha abierto las puertas para una profundización de nuestras relaciones bilaterales, a un nivel nunca antes alcanzado.
Sin embargo, las perspectivas futuras son aún más alentadoras. Los intereses, cultura, historia y vínculos sociales que nos unen, si se les da un mínimo de condiciones para desplegarse; nos deben llevar – sin duda- a una mayor integración y a desarrollarnos conjuntamente, para beneficio de los dos pueblos. Este camino fraterno debe ser independiente del signo ideológico de los respectivos gobiernos. Existen elementos de unión y destino común que van más allá de los avatares circunstanciales de la política. Eso es algo que todos los regímenes presentes y futuros que nos gobiernen deberán reconocer y acatar.
A fin de articular mejor esta relación, los países han ido tejiendo una red de tratados y de organizaciones en la cuales colaboran a fin de atender aspectos más específicos de sus intereses comunes. Ejemplos de ellos son acuerdos como la Comunidad Andina de Naciones, La Comisión Permanente del Pacifico Sur, la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica, entre otros.
Un lugar especial para las regiones fronterizas de ambos estados ocupa Plan Binacional de Desarrollo de la Región Fronteriza Ecuador-Perú, el cual tiene como propósito fundamental elevar el nivel de vida de las poblaciones del sur y oriente del Ecuador y del norte y nor-oriente del Perú y propiciar la integración de los dos países, y en especial de la Zona de integración Fronteriza (ZIF) que comprende las provincias aledañas al límite compartido.
EL Plan Binacional opera a través de dos capítulos nacionales, el Capítulo Ecuador que tiene su sede en la ciudad de Machala, Provincia El Oro, y el Capítulo Perú que tiene su Sede en la ciudad de Lima.
El Plan Binacional es un polo catalizador de recursos para la generación y concreción de proyectos para el desarrollo de la Zona de Integración Fronteriza. Desde su creación ha contribuido en importantes aspectos tales como el mejoramiento y ampliación permanente de los ejes viales que incluye el mantenimiento de las vías, construcción de puentes y centros binacionales de atención en frontera; el mejoramiento de la capacidad resolutiva de los establecimientos de salud con el apoyo del Gobierno de Italia, la Unión Europea a través de la Comunidad Andina (CAN) y la Cooperación Técnica Belga; el fortalecimiento de capacidades para docentes del sistema de educación intercultural bilingüe y publicación de material educativo en lenguas kichwa y shuar, financiado por la Unión Europea a través de la CAN; por solo citar algunos ejemplos notables.
En la actualidad el Plan se halla poniendo en marcha proyectos destinados a generar empleo y dinamizar la economía de la ZIF , en colaboración con la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas( ARFE) y con EUROSOCIAL. Feliz Bicentenario Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *