DÍA DE LA MADRE

En mayo sin duda alguna celebramos uno de los acontecimientos más sublimes, el día del ser más bello y noble que Dios pudo crear en la tierra nuestra madre para llenar nuestras vidas de infinito amor, respeto y comprensión. Pero la más

importante de todas indudablemente es la virgen maría no solo por ser la madre de Dios, sino por haber conservado su calidad de tal, tras su maternidad.

Hablar de una madre, es dialogar de una de las expresiones, más dulces y cálidas. Sinónimo de belleza, amor, bondad, cuidados especiales e inteligencia en fin todos los sentimientos más perdurables y únicos que una mujer puede poseer, el recordar anualmente el día de las madres es traer a nuestra mente su trabajo y lucha constante por el bienestar de sus hijos y el saber expresar el agradecimiento imperecedero del cual debemos sentirnos orgullosos.
Una madre nos expresa huellas imborrables e inolvidables. Sin embargo si por alguna circunstancia de la vida tu madre ya no esta contigo recuérdala siempre haciéndole honor a su gran legado de enseñanzas y consejos sabios, pero si todavía tienes la bendición de disfrutar de su compañía no dudes en apreciar cada segundo que puedas compartir con ella no la lastimes con comentarios hirientes, día a día compénsala con tu comportamiento apropiado porque los mejores recuerdos son el aprendizaje significativo que deja aquella huella indeleble que jamás podrías desconocer más aún si se trata del ser que te dio la vida.
Madre fuerza indestructible, lazos inquebrantables y cualidades magníficas que te hacen merecedora del honor de llevar un gran título la tarea de serlo no es fácil es sacrificada, pero a su vez hermosa porque te permite descubrir el mejor regalo de la vida recibir un abrazo, un beso y una caricia del ser que por nueve meses pudiste tener en tu vientre, aquella experiencia es única y la mujer que tenga la dicha de serlo es premiada con el mejor obsequio que la vida le pudo brindar.
Sinceras felicitaciones al ser más dotado de hermosura y complementos especiales nuestras madres sin excepción alguna porque cuando se trata de una madre, no hay injusticia, discriminación, clase social, raza, e inequidad que prevalezca si no todas ellas son iguales y tienen algo en común que la diferencian de las demás ser orientadoras y formadoras de sus hijos, seamos gratos con ellas y a su vez gratifico el ejemplo y valores de mi querida madre que por siempre tendré presente, nunca dejemos de estimar su rol en la familia por ser el pilar fundamental de la misma, sin una madre los hijos sufrirían del más grande abandono y un esposo de la mejor de las compañeras en la tarea de formar a sus hijos y consolidar una familia, donde las bases sean la confianza, decoro, benevolencia y responsabilidad entre padres e hijos.
Que todos los días sean un momento propicio para manifestar las palabras más dulces y profundas que nacen de un corazón noble y puro para quien se merece la mejor de las franquezas nuestras madres, talento delicado que engalana las vidas de quienes están a su alrededor fomentando emociones que predominan toda una vida. Una madre es como un perfume cuya fragancia tan pura y espiritual invade nuestras vidas de abundante amor y felicidad

GRACIAS MADRE.
MUJER ÚNICA
AMIGA INOLVIDABLE
DESINTERESADA Y HONESTA
RESPETUOSA Y BENEVOLENTE
ENCANTO DE AMOR Y VIDA