Pedazos

Porque sin lazos ni abrazos todo se rompe en pedazos

Nach

Este es un tiempo,

comparable

al golpe,

de un objeto contundente,

a un delicado jarrón

del cristal más puro.

De pronto,

sin saberlo,

sin quererlo,

sin esperarlo,

todo, está en pedazos.

¿Cómo juntarlos todos?

¿Cómo hacer magia,

para que todo regrese

a como era antes?

¿Cómo hacer

que ese jarrón

recupere su hermosa forma?

Hay que unir los pedazos,

uno a uno,

con infinita paciencia,

con infinito amor.

Poco a poco,

día a día,

se irá encontrando

la forma de unirlos,

aunque al final

nada quede igual.

Quedarán las huellas,

del golpe,

del pegamento,

del arreglo,

del esfuerzo.

Habrá pedazos,

Que no se pudieron recuperar.

Será un jarrón nuevo,

diferente, especial.

Será nuestra historia,

nuestra forma de contar,

como unimos

nuestros propios pedazos.